Pensar con el derecho. Llamado a contribuciones. Tracés. Revista de ciencias humanas y sociales / Revue de sciences humaines. N°27

La revista francesa Tracés consagra su número 27 al derecho. El anhelo es hacer dialogar contribuciones empíricas y epistemológicas para interrogar el lugar y el interés del concepto de derecho en las diferentes disciplinas que integran las humanidades. En calidad de objeto de estudio, por un lado, y de disciplina, por otro, ¿qué le “hace” el derecho a las ciencias humanas y sociales? ¿En qué medida el concepto de derecho es heurístico, ver estructurante, en ciencias humanas y sociales? Más allá de las divergencias disciplinarias, ¿es posible vislumbrar tendencias comunes generales en el tratamiento que los estudios humanísticos le reservan al derecho? ¿De qué herramientas, de qué modelos de análisis y de comprensión específicos a las humanidades se vale el derecho?

Presentación

Dos cuestiones principales motivaron este número: por un lado, las dificultades que presenta el derecho, cuyas fuentes y formas son múltiples, cuando se busca trazar límites conceptuales netos; por otro lado, la defensa, o, inversamente, la denuncia, del imperio del derecho sobre todos los ámbitos de actividad.

Uno de los ejes de la línea editorial de Tracés consiste en interrogar lo que un objeto de estudio, a veces consolidado, le hace a las disciplinas que componen el campo de las ciencias humanas y sociales. Desde esta óptica, el número quiere consagrarse a las nuevas perspectivas movilizadas por investigadores e investigadoras acerca y alrededor del derecho, de unos diez años a esta parte.

¿Qué produce el derecho como objeto de estudio y como disciplina respecto de las humanidades? ¿En qué medida el concepto de derecho es heurístico, ver estructurante, en ciencias humanas y sociales? ¿Más allá de las divergencias disciplinarias, es posible vislumbrar tendencias comunes generales en el tratamiento que los estudios humanísticos le reservan al derecho? ¿De qué herramientas, de qué modelos de análisis y de comprensión específicos a las humanidades se vale el derecho?

Invitamos a los autores, sean cuales fueren los territorios, temporalidades y fuentes de su investigación, a responder de manera reflexiva a estas preguntas, situando y subrayando su propia posición intelectual y disciplinaria.

Los efectos del « giro jurídico », y lo que pone en juego

Desde que los estudios sobre el derecho empezaron a desarrollarse por fuera de los círculos de juristas y de técnicos del derecho, éste ya no es considerado ni una ciencia misteriosa (una concepción que los juristas de la antigua Roma transmitieron durablemente a Occidente, hasta conocerse como Isolierungen el siglo XX), ni un terrible instrumento de dominación de los eruditos sobre los ignaros. En el actual contexto de mundialización, caracterizado por la hibridación de las culturas jurídicas nacionales, los implantes y trasplantas de instrumentos legales, la creación de normas y de cortes internacionales, parece operarse una suerte de “giro jurídico” en el seno de las humanidades. Dan cuenta de este giro las muchas aleaciones disciplinarias que surgieron en los últimos cincuenta años, tales como ”Derecho y sociedad”, “Derecho y economía”, “Derecho y literatura”, etc., a veces allegadas a publicaciones o a centros de investigación.

Sin embargo, las ciencias nacidas de la matriz positivista del siglo XIX, no siempre han mirado al derecho con atención constante o especifica. Los padres de la sociología moderna subrayaron por cierto los lazos entre ciencia del derecho y génesis de los Estados burocráticos, así como la función reguladora del derecho, pero los historiadores, por ejemplo, han mostrado un perdurable recelo respecto al derecho, a causa de su tecnicidad supuesta o de su pretendida abstracción. El conflicto hasta se endureció, estos últimos treinta años, entre la perspectiva “externalista” del derecho y su correspondiente formalista o “internalista”. Si la primera se interesa por los actores que producen el derecho, lo aplican y lo movilizan, la segunda estudia la normatividad jurídica a través de sus caracteres formales y sus lógicas de construcción propias, sin que éstos obedezcan a los recorridos o a las intenciones de aquellos que hacen y se sirven del derecho.

Aún hoy, el estudio de los usos del derecho y la definición de la normatividad jurídica suelen llevarse mal. El primero tiende a considerar que el derecho sólo existe cuando regula y constriñe, instaurando relaciones de conformidad o desviación entre prácticas y comportamientos sociales por un lado, y derecho, por otro. La segunda estudia el derecho independientemente de las estrategias e intereses que estructuran el “campo jurídico”, recibiendo a menudo críticas por desconectar la producción de las normas jurídicas de su substrato social.

Este llamado a contribuciones no pretende, claro está, resolver dichas oposiciones (que, por otro lado, no son únicamente metodológicas). El título elegido para el número busca federar y evitar el desguace disciplinario así como la focalización sobre un método único de análisis (por más fértil que fuera). Por el contrario, se propone desenvolver un panorama internacional y pluridisciplinario de controversias o de alianzas que animan el campo de estudios del derecho. Se acogerán trabajos que aborden el lugar del derecho en las humanidades antes del “giro jurídico” pero también, y fundamentalmente, trabajos que nos permitan dar cuenta, de modo pluralista, de las diferentes perspectivas que hoy intentan definir el derecho, sus historias, sus formas especificas, su funcionamiento y usos.

¿Pensar con el derecho o pensar el derecho?

Durante mucho tiempo, el postulado positivista del formalismo y de la autonomía del derecho – sostenido abundantemente por los juristas en su intento por preservar el núcleo de la disciplina – ha disuadido a las ciencias sociales de abordar el pensamiento jurídico en sí-mismo. Habitualmente, las humanidades optaron por el análisis de los usos y los actores (historia intelectual de los juristas, etnografía judicial, sociología de las organizaciones, formas de acuerdo y conciliación extra-judiciales, etc.), descuidando el estudio de las operaciones propias al derecho, y sus corolarios: autoridad, sanción y jerarquía. Para los investigadores en ciencias humanas y sociales, este número podría ser la ocasión de revisitar su relación con el positivismo jurídico: rechazo voluntario, indiferencia sapiente, ignorancia, o, a la inversa, adhesión.

Según algunos autores, la ciencia del derecho y el positivismo jurídico pierden terreno frente a la gestión (management), a las formas “blandas” de reglamentación y de regulación reagrupadas bajo la denominación de soft law, frente a la ingeniería social, a la burocracia o a las normas éticas. Otros, al contrario, denuncian la judicialización rampante de las prácticas sociales y ven en los fenómenos aquí mencionados una contaminación generalizada de las sociedades por el derecho.

Sin embargo, en ambos casos, cuyos presupuestos políticos difieren de modo evidente, lo que está en juego es justamente la dilución del concepto de derecho. Parece evidente que, cuando se le sustrae al derecho las múltiples formas de gobernanza asociadas, o cuando se critica su expansión hasta confundir derecho y normatividad, se priva al concepto de su utilidad…Por ende, uno de los objetivos del número es contribuir a redefinir qué es específicamente el derecho, para tal vez evaluar si su valor heurístico y su espesor político todavía permiten “hacer” algo.

Cómo presentar los textos

El llamado a contribuciones, que vale como encuadre, permite hacer una selección de contribuciones según su pertinencia con el tema y con las apuestas del número. También busca sugerir pistas generales de reflexión y recuerda que la revista Tracés recibe, y espera recibir, propósitos analíticos y argumentados.

Artículos

Los artículos constituyen contribuciones originales al campo de la investigación, y por lo tanto deben respetar las normas habituales de la producción científica. Todos deben posicionarse respecto del llamado a contribuciones.

Diferentes tipos de perspectivas son posibles, lo que permite diversificar el tratamiento de la temática: recibimos artículos cuya vocación es esencialmente teórica, así como contribuciones fundadas en investigaciones empíricas en las que las cuestiones metodológicas serán precisadas y discutidas.

Puesto queTracés es una revista interdisciplinaria, los artículos deben poder ser abordados desde esta perspectiva, es decir que deben ser comprensibles y pertinentes para lectores no-especialistas; pueden también invocar métodos y referencias de varias disciplinas, o interrogar les presupuestos o las herramientas empíricas y teóricas de una disciplina desde al ángulo de otra disciplina.

Los artículos sometidos no pueden exceder los 45 000 signos(espacios, notas y bibliografía incluidos).

Notas

También publicamos notas críticas. Estas deben presentar un conjunto de trabajos (eventualmente una obra en particular), una controversia científica o un estado de la cuestión respecto de una problemática actual. Las notas deben referirse explícitamente a la temática del número con el fin de arrojar luz sobre las orientaciones que toman las investigación o los debates inherentes a la temática, especialmente en dirección de lectores no-especialistas.

Las notas sometidas no pueden exceder los 30 000 signos (espacios, notas y bibliografía incluidos).

Entrevistas

Cada número también publica entrevistas con investigadores u otros expertos de los temas estudiados. Los contribuidores que desean realizar una entrevista son invitados a contactar directamente el comité de redacción: redactraces(a)ens-lyon.fr

Traducciones

Las traducciones permiten poner a disposición del público textos desconocidos o mal conocidos en Francia que representan aportes importantes a los asuntos tratados en el número. Para su publicación, los textos sometidos deben ser traducciones originales. La elección del texto a traducir deberá hacerse de común acuerdo con el comité de redacción. Asimismo, las cuestiones relativas al derecho de autor deberán ser resueltas previamente a la publicación.

Los contribuidores deben precisar para qué rubrica (artículos, notas, etc.) se propone el texto sometido.

Pautas y proceso editorial

Los redactores deberán enviar su contribución a la siguiente dirección:

redactraces@ens-lyon.fr

antes del 15 de febrero de 2014

Para este número, la revista Tracés recibirá preferentemente artículos en francés. También serán aceptados textos en inglés o en español.

Previamente, los redactores deben informar al comité de redacción de Tracés(redactraces (a) ens-lyon.fr) respecto de su proyecto, indicando el título de la contribución, la rúbrica para la cual se propone así como un breve resumen.

Cada artículo es leído por un miembro del comité de redacción y por dos evaluadores externos. Todos redactan un reporte de lectura. Sobre la base de dichos reportes, los coordinadores del número emiten un dictamen sobre la publicación (si/no), y deciden qué modificaciones deben pedirse para que el artículo pueda publicarse. Se respeta estrictamente el anonimato de los lectores/evaluadores, así como el de los autores.

En caso de recibir propuestas demasiado alejadas del llamado a contribuciones o de las exigencias científicas de la revista, los coordinadores se reservan el derecho, de común acuerdo con el comité de redacción, de dar un dictamen negativo respecto a la publicación sin apelar a una evaluación exterior. Por fuera de estas excepciones, una respuesta motivada y argumentada será transmitida a los autores luego de la deliberación del comité editorial.

Se ruega respetar las recomendaciones de presentación indicadas en la página de nuestro sitio.

Los artículos enviados a la revista Tracésdeben ser originales. El autor se compromete a reservar la exclusividad de su propuesta a Tracéshasta que sea emitido el dictamen del comité editorial. El autor se compromete también a no retirar su artículo una vez que la publicación ha sido aceptada y el texto re-trabajado en función de los comentarios de sus lectores.

NB: la inserción de imágenes y soportes iconográficos es posible mientras el número sea limitado (por favor, precise esta información en su declaración de intención).

CONTACTOS – COORDINADORES DEL NUMERO “Pensar con el derecho”

  • Pierre Thévenin
    mail: pierre [dot] thevenin [at] efrome [dot] it
  • Arnaud Fossier
    mail: arnaud [dot] fossier [at] efrome [dot] it
  • Guillaume Calafat
    mail: gcalafat [at] gmail [dot] com

Páginas web de Tracés:

http://traces.revues.org/

https://www.cairn.info/revue.php?REVUE=traces

Para este número, la revista Tracés recibirá preferentemente artículos en francés. También serán aceptados textos en inglés o en español.


Vous aimerez aussi...

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *